5 Consejos que te ayudarán a mejorar tu rendimiento sobre la bicicleta


Como todo ciclista activo y apasionado, sabes que la mejora continua de nuestro rendimiento es un ruido que nunca deja ni dejará de sonar dentro de nosotros; en algunos a un volumen mas bajo que en otros, pero al final siempre sonando. Es por eso que queremos compartir con ustedes esta selección de consejos qué pueden adoptar para atender este ruido interno y sentir el placer de ir más rápido.


Antes de comenzar es importante recordarles que cada entrenamiento es una oportunidad para mejorar, y dejar pasar esta oportunidad es prolongar el cambio que nos gustaría alcanzar, por lo tanto, concentrarnos en aprovechar cada oportunidad hará que nuestros entrenamientos tengan mejor impacto en nuestro rendimiento.


1. Revisa tu bicicleta y accesorios antes de salir. Las fallas mecánicas son parte de nuestro deporte pero ignorar las condiciones de nuestra bicicleta dejando a un lado los cuidados básicos como lubricar la cadena, presión de llantas, olvidar tu kit de herramienta o no revisar si alguna pieza está dañada, aumentan drásticamente la probabilidad de ser sorprendido durante nuestros entrenamientos e interrumpir nuestra sesión dejando pasar una oportunidad que pudo haber sido muy significativa para mejorar.


2. Enfócate en el trabajo que haces minuto a minuto, ignora lo que pasará en 2 horas, el día de mañana o la siguiente semana. Esto es un problema muy común en el que continuamente caemos en nuestros entrenamientos, pensamos y nos preocupamos por la siguiente serie, el siguiente entrenamiento, las próximas sesiones y olvidamos el trabajo que hacemos en ese momento disminuyendo la calidad que podría tener.


3. Cuida tu alimentación antes durante y después de tus entrenamientos. Acudir con un profesional y experto en el tema no es un lujo para mejorar tu rendimiento, es una necesidad. Recuerda que el alimento es el combustible que usarás en tus entrenamientos, y si no tienes el combustible correcto, no aprovecharás de la misma manera cada esfuerzo que demande tu entrenamiento. A su vez el mismo alimento será el responsable de reconstruir todo lo que destruiste en la sesión, por lo tanto ingerir los nutrimentos correctos post entrenamiento mejora tu recuperación y mantendrá la calidad de tus entrenamientos.


4. Trabaja en la eficiencia de pedaleo. Sin duda uno de los aspectos mas importantes en el rendimiento es la eficiencia, entre menos energía desperdicies al pedalear, mayor potencia llegará al piñón para poder avanzar. La tecnología ha desarrollado instrumentos muy prácticos para analizar el comportamiento motor al momento de pedalear y cómo este afecta si no se tiene una técnica correcta. Esta eficiencia se puede ver afectada por una mala postura sobre la bicicleta, debilidad muscular y gestos motores mal desarrollados. Por lo tanto el fortalecimiento de músculos implicados en el pedaleo con ejercicios funcionales y propioceptivos, el realizar trabajos de técnica de pedaleo pedaleando con una sola pierna o trabajar cambios de cadencias con pedaleo redondo y ajustar tu bicicleta por medio de un Bike Fit o test biomecánico confiable, será crucial para ir más rápido gastando menos energía.


5. Evalúa tus capacidades: Así como lo planteó William Kelvin en el siglo XIX “Lo que no se mide no se puede mejorar”. No podemos pretender mejorar nuestro rendimiento si no sabemos realmente cuál es nuestro rendimiento. Existen decenas de pruebas que nos brindan diferentes datos para comparar siempre y cuando todas las evaluaciones sean realizadas con el mismo criterio, mismo material, mismo protocolo y mismas condiciones. Pero para no entrar en detalles con las decenas de pruebas, mencionaré un método práctico evaluando 2 valores para tener una referencia objetiva y poder comparar nuestro rendimiento. Valor 1: Velocidad, Valor 2: Potencia, en caso de contar con un sensor de potencia podremos precisar aún más la evaluación puesto que es un valor directo sin factores externos que puedan afectar su métrica (mientras se mida con el mismo potenciometro y este sea confiable), pero si no es el caso también podemos medir tu rendimiento por medio de la velocidad media en un segmento. El primer paso a considerar es buscar un segmento plano o ascendente con terreno continuo en donde puedas realizar tu prueba, después marca tu referencia exacta de salida, asegúrate de grabar tu recorrido vinculando tu sensor de potencia o activar tu GPS y realiza tu mejor esfuerzo durante todo el segmento, al finalizar registra la potencia o velocidad media y guárdala para compararlo con el siguiente test, que podrás realizar después de tu periodo de preparación y deberá ser planeado a la misma hora, en el mismo lugar, EXACTAMENTE en la misma referencia de salida y en las mismas condiciones climatológicas (de preferencia sin aire). Probablemente parece necio pero es un error común que afecta a atletas y entrenadores de todos los niveles que terminan comparando valores diferentes y prescribiendo entrenamientos innecesarios.





623 visualizaciones0 comentarios